Dimensiones: 40.5 cm X 27.5 cm
Material:         Papel
web-Frank-Leslies-Iliiustrated'

El diario de Frank Leslie, fue fundado en 1852 bajo el nombre de Illustrated Newspaper, para luego ser renombrado como comunmente se le conoce. Este diario publicó los hechos ocurridos el 15 de abril de 1856 en la ciudad de Panamá, conocidos por los panameños como el Incidente de la Tajada de Sandía. La visión que este periódico muestra de los hechos se aleja en lo absoluto de las versiones brindadas por los panameños que participaron o fueron testigos de los mismos. El diario presenta a los panameños como gestores de un ataque premeditado que solo necesita una excusa. Además, los muestra como enemigos de la vía ferrea, pues deseaban que la vida fuera como antes de existir el ferrocarril en el Istmo.

Para el tabloide bastaba la discusión de un estadounidense con un vendedor de frutas, para dar paso a que las campanas de Santa Clara (suponemos se refiere a Santa Ana) reuniran a una multitud enfurecida de negros que no le dejó más opción a los pasajeros que refugiarse en los cuartos de carga de la estación ferroviaria, donde serían masacrados a disparos y machetazos. Sus grabados muestran el ataque de negros a estadounidense en el interior y exterior de la estación.

El incidente de la Tajada de Sandia no fue el resultado de una acción premeditada de los istmeños contra estadounidenses. Tampoco se puede determinar que fuera una acción contra la Compañía del Ferrocarril de Panamá, pues sus instalaciones no fueron destruidas. El mismo es el resultado desbordante de un cúmulo de tensiones entre viajeros estadounidenses e istmeños, más que todo por la actitud prepotente y racista de los primeros. Estos grupos ya habían tenido confrontaciones con víctimas fatales desde 1852, la diferencia es que en esta ocasión los resultados superaron a los anteriores dejando 16 muertos y 15 heridos estadounidenses, y 1 muerto y 13 heridos panameños. Además, el incidente ocurrió en el apogeo del filibusterismo que ya había tomado Nicaragua con el estadounidense William Walker, manteniendo en tensión el resto de la región centroamericana.

Los hechos ocurridos el 15 de abril de 1856, dieron paso al primer reclamo diplomático estadounidense hacia Nueva Granada. Así también, los sucesos fueron alicientes para la primera intervención armada estadounidense en el Istmo el 19 de septiembre del mismo año, haciendo válida la cláusula 35 del tratado Mallarino-Bidlack. Por lo ocurrido Nueva Granada pagó a Estados Unidos una indemnización de 412,394 dólares.