pieza-may-postal

 

 

Tarjeta postal de hombres trabajando en el Canal

Fecha: 1904

Material: Papel

Dimensiones: 13.9 x 8.8 cm

 El paso del vapor Ancón el 15 de agosto de 1914, dio la campanada inaugural del canal de Panamá. El evento fue mostrado como el logro de los Estados Unidos, un regalo de la Unión Americana para el mundo, que hacia realidad una visión de cientos de años de dividir la tierra para unir al mundo. Tal despliegue de publicidad dejaba en el anonimato a quienes durante el período de construcción (1904-1914) habían ofrecido su sangre, sudor y lágrimas por ver realizada la magnánima obra, aquellos que estuvieron en los momentos más difíciles de la proeza entre accidentes ferroviarios, explosiones y  derrumbes, sin dejar de considerar su exposición a un medio ambiente implacable y plagado de enfermedades hoy erradicadas por la ciencia. De los trabajadores que construyeron el canal fue notable su ausencia en la inauguración, su falta de mención, su silencio.

El desafío de unir los océanos en el Istmo había sido asumido en dos ocasiones durante el siglo XIX con la construcción del ferrocarril a mediados de siglo y el intento francés que ocupó las postrimerías del mismo. En ambos megaproyectos miles de obreros perdieron la vida quedando en el anonimato. Al ser asumida la tarea por los estadounidenses se decidió en un inicio que la mano de obra fuese exclusivamente de nacionales; sin embargo, la deserción entre 1904 y 1905 llevó al gobierno a sopesar la necesidad de reclutar mano de obra de todas partes del mundo que fuese posible. Este conglomerado de obreros, que llegó a sumar la impresionante cifra de 45 mil,  incluyó mano de obra traída de Europa, Asia (específicamente de la India), Latinoamérica y las Antillas. Panamá aportó a la empresa, entre 1905 y 1907,  357 trabajadores.

La construcción del canal de Panamá no hubiese sido un logro sin el esfuerzo de estos trabajadores que solo en el período de construcción estadounidense aportaron 5,609 víctimas fatales. En honor a estos en el día del trabajador dedicamos nuestra pieza del mes que muestran con orgullo los rostros de aquellos que con sus manos lo hicieron posible.