Tarjeta postal Parque de Santa Ana, República de Panamá.
Año: Circa 1904
Dimensiones: 9 x 13.9 cm

a06.13.139

Tarjeta postal Calle principal de Panamá, en el día de la Independencia.
Año: Circa 1906
Dimensiones: 9 x 13.9 cm

a06.13.-712

Tarjeta postal La Plaza de Santa Ana. Ciudad de Panamá.
Año: Noviembre de 1921
Dimensiones: 9 x 13.9 cm

a06.13.160

El 29 de abril de 1915, durante la gestión ejecutiva del Presidente Belisario Porras, se creó el Corregimiento de Santa Ana. La creación respondía a la necesidad de ordenar políticamente el espacio urbano, pues el barrio tiene sus raíces en el período colonial de nuestra historia.

El antiguo Malambo, hoy denominado Santa Ana, surgió con la fundación de la nueva ciudad en una pequeña península rodeada de arrecifes rocosos en 1673, luego de ser devastada la primera ciudad en 1671 por el pirata Henry Morgan. Estando en el extramuros de la ciudad, a una distancia aproximada de 250 metros, en este barrio se estableció la ermita dedicada a Nuestra Señora de Santa Ana, madre de la virgen María. El arrabal como también se le denominaba, se caracterizaba por no tener calles empedradas, presentar casas de madera y ser el sitio de vida de los habitantes de la ciudad que no fuesen blancos, o sea el barrio de castas. Lo anterior con el tiempo iría cambiando, pues de Ermita el barrio pasaría a ser una iglesia de mampostería en 1764, mucho antes que estuviese terminada la iglesia Catedral; una plaza; casas de mampostería y habitantes blancos cuya condición social no necesariamente había venido a menos como lo es el caso de Mateo Izaguirre, Conde de Santa Ana y donante de la parroquia del barrio.

Para el siglo XIX el sistema de castas desaparece con la libertad de los esclavos, lo que dio a los pobladores de Santa Ana la posibilidad de hacer dinero, participar en la política y educar a sus hijos, transformándose el barrio en algo más que un caserío y tomando cada vez más el aspecto de urbe. Así para finales de este siglo,  la plaza que era polvorosa en verano y enlodada en temporada lluviosa,  se transforma en un parque con bancas, senderos y un kiosco en su centro, que invita a la población a la distracción y el entretenimiento diario. Esta plaza será el punto de actividad y encuentro de los sectores populares durante buena parte del siglo XX, siendo declarada monumento nacional en 1984. En conmemoración de sus 101 años de fundación nuestras piezas del mes son postales con imágenes del Santa Ana de inicios del siglo pasado.