Donacion-pollera

No me pidas que cambie mi vestuario
por gasas ni por sedas. Ninguna panameña
cambiaría por nada, su pollera.

“Ana Isabel Illueca”

Nuestra pollera es uno de los trajes femeninos más atractivos y costosos. Sus orígenes se remontan a España conquistadora, pues según investigadores fue el vestido usual de la española de los siglos XVI o XVII y que vino también con las primeras migraciones al Nuevo Mundo.

Los  hermanos Carmen y Rogelio Altamiranda donaron al Museo del Canal una pollera usada por su progenitora Quintina Fuentes de Altamiranda en su juventud probablemente a primeras décadas del siglo XX. La camisa y el faldón se encuentran en buenas condiciones de conservación, pues aún contiene con riguroso detalle aquellos delicados diseños florales originales en color negro; tanto el tamaño de los diseños, uso del olán de hilo y hasta aquel sobrio color negro son 3 características empleadas en polleras de finales del siglo XIX y/o primeras décadas del XX.

A diferencia de otros ejemplares, que fueron prácticamente del diario vivir, la donada por los hermanos Altamiranda debió de emplearla su progenitora Quintina en festividades típicas de la época. Esta pollera formará parte de las futuras colecciones museográficas del Museo del Canal, y su entrega por los señores Altamiranda a la institución es otro testimonio de desprendimiento familiar con la convicción de que dicho patrimonio mantendrá un lugar importante en nuestras futuras exhibiciones.