Graduado de arquitectura en 1977 en la Escuela Técnica Superior de Darmstadt,  Alemania y con estudios en la Historia del Arte en la Universidad de Heidelberg, -donde se especializó en historia de la arquitectura europea y latinoamericana-, el Dr. Eduardo Tejeira Davis se consagró como uno de los nuevos talentos del país en materia de investigación, conservación y preservación patrimonial.

Consultor de UNESCO en Panamá y Belice, también fue asesor de instituciones del Estado panameño como Alcaldía de Panamá, INAC y OCA. Participó en la puesta en valor del edificio que es nuestra sede como Museo del Canal. Fue miembro fundador del Patronato del Museo del Canal Interoceánico de Panamá y hasta el momento de su desaparición física fue miembro activo de su Junta Directiva.

Docente de la Universidad de Panamá e integrante de la Asociación DOCOMOMO Panamá, fueron importantes tribunas desde donde abordó un sin números de temas de mucha actualidad sobre conservación patrimonial de nuestros sitios históricos. Humanista interesado de concienciar a la población en la conservación patrimonial, sobre todo porque fue un gran conocedor de la historia y la arquitectura panameña de diferentes épocas, temas a los cuales dedicó esfuerzo para su divulgación a través de elaborar enjundiosas investigaciones. Participó en proyectos de rehabilitación de varios edificios históricos de la Ciudad del Saber y dedicó tiempo a la realización de investigaciones exhaustivas sobre la arquitectura canalera y su ambiente de ciudad jardín.

A través de las aulas universitarias, la publicación de artículos en prensa nacional e internacional y libros de enorme valor documental (gran interés para eruditos, estudiosos, alumnos y demás públicos), motivó a los lectores y alumnos acerca del maravilloso legado de nuestro terruño en materias de historia, turismo y cultura patrimonial.

El  Museo del Canal se une al dolor que embarga a los familiares, amistades e intelectuales del país por la sensible pérdida del Dr. Eduardo Tejeira Davis, aunque su ausencia física no será óbice para mantener en nuestra memoria colectiva su enorme aporte a la difusión y conservación del patrimonio cultural panameño.